jueves, 18 de septiembre de 2014


Sus besos eran azules; lo digo porque en ocasiones sabían a cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario